jueves, 26 de noviembre de 2015

El Papá de Fernanda


Algo se jugaba Chile ese día, algo importante, porque después vi que a todos les incomodaba hablar del tema. Parecía como si  nunca en la vida hubiesen visto perder a Chile. Estaban perplejos y andaban cada uno por su lado.
Yo me vine a enterar una vez que termino todo. Ya había salido y caminaba tranquilo hacia la casa de la Fer. Pero cuando me junte con ella lo primero que hizo fue hablar de la derrota.

Yo no sabía que decir, en mi casa nadie habló del tema, tampoco en las casas que vi durante el trayecto, para todos la derrota era tabú, pero viene la Fer y lo primero que me dice es que fue horrible, tétrico, que cómo era posible que nadie me lo haya mencionado hasta ese momento. Yo le respondí que esas cosas ya han pasado antes, que es algo normal, sin saber de lo que hablaba. Además agregué que ella tampoco podía saber tanto, porque ella al igual que yo no vio lo que pasó. Indignada me contó lo que su papá le dijo cuando salió: “Fueron 1193 los asesinados, y 2920 los que hicieron desaparecer”.

Nota: Este cuento pretencioso lo escribí para un concurso literario de la universidad, la tematica para los participantes fueron los derechos humanos. 
No recibí siquiera una mención en la premiación, pero está bien, porque abusé del recurso simbólico y descuidé el contenido del cuento. De todo se aprende, por eso lo comparto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario